PERCUFEST 2018

Cada abrazo, cada conversación, cada mirada, cada sonrisa, cada lágrima, cada canción, cada juego, cada silencio… Os llevo en el corazón.

Gracias por la generosidad de compartir vuestra energía conmigo.

Os quiero, y quiero seguir creciendo a vuestro lado.