Semana intensa en Calahorra, La Rioja. Hemos podido disfrutar de la percusión corporal con los alumnos de Percusión y de Lenguaje Musical del Conservatorio.

Agradecimiento enorme a Carlos Sales, profe de percusión por confiar en mí. Y abrazo enorme a alumnos, profes y familias que han convertido esta semana en especial.

Cada abrazo, cada conversación, cada mirada, cada sonrisa, cada lágrima, cada canción, cada juego, cada silencio… Os llevo en el corazón.

Gracias por la generosidad de compartir vuestra energía conmigo.

Os quiero, y quiero seguir creciendo a vuestro lado.